lunes, 13 de abril de 2009

Durmiente, a veces bella


La Bella Durmiente cierra los ojos pero no duerme. Está esperando al príncipe. Y cuando lo oye acercarse, simula un sueño todavía más profundo. Nadie se lo ha dicho, pero ella lo sabe. Sabe que ningún príncipe pasa junto a una mujer que tenga los ojos bien abiertos.
[Marco Denevi]

8 comentarios:

Roci dijo...

SIEMPRE BELLA EMI(L) un beso enorme y un abrazo fuerte fuerte que te haga sonar todo el cuerpo. Cuidate y espero poder leerte en mi blog.

eMiLiA dijo...

Duermo y duermo.
Duermo dormida, duermo despierta.
Duermo acostada, duermo sentada, duermo de pie.
Duermo y sueño con las palabras del príncipe de Dinamarca: "dormir, dormir, tal vez soñar"
Duermo y no sueño con el príncipe.
Ya no.
Desde que dejaron de dormirme con cuentos de hadas.


Espérame en Siberia dijo...

Justo anoche pasaron esa peli en la tele. Era mi favorita de niña, me encantaba.

Qué triste cuento mínimo. Pero me encantó el título =)

Muchos besos.

Espérame en Siberia dijo...

Y hablando de princesas y cuentos mínimos, una vez leí uno en el que un dragón se come al príncipe justo cuando él y la princesa se estaban casando y ella sonrió. Es buenísimo jajaja.

Te dejo muchos besos =D

El león dijo...

Genial! me arranco una sonrisa... totalmente cierto, que bueno que existen mentes asi que se les ocurren estas cosas

Gracias por venir siempre (emi?/mili?, nunca supe la abreviatura de Emilia, me encantaría que me saques la duda)

Un beso grande

Espérame en Siberia dijo...

No quería hacerte pasar un mal rato con lo de la H. Pasa que en el corto de mi amigo, se suponque es con H porque el amor es mudo. Nada más.

Te dejo muchos besos, ¡guapa!

=D

Pablo dijo...

es un poco petaca esa princesa.
los principes no somos así

g. dijo...

Hermoso eso que ha escrito Denevi.
Realmente hermosos.
A mí siempre me pareció media fulera la imagen de la bella durmiente, es la mujer que espera pero que no hace nada por la felicidad, y si abre los ojos y mira de reojo, es algo más de acción.
Pero bueno, la bella durmiente no debe ser el cuento de hadas preferidos de las feministas, supongo.

Besos Emilia, saludos.