sábado, 25 de abril de 2009

Avanzando

A TIENTAS
Se retrocede con seguridad
pero se avanza a tientas
uno adelanta manos como un ciego
ciego imprudente por añadidura
pero lo absurdo es que no es ciego
y distingue el relámpago la lluvia
los rostros insepultos la ceniza
la sonrisa del necio las afrentas
un barrunto de pena en el espejo
la baranda oxidada con sus pájaros
la opaca incertidumbre de los otros
enfrentada a la propia incertidumbre
se avanza a tientas / lentamente
por lo común a contramano
de los convictos y confesos
en búsqueda tal vez
de amores residuales
que sirvan de consuelo y recompensa
o iluminen un pozo de nostalgias
se avanza a tientas/ vacilante
no importan la distancia ni el horario
ni que el futuro sea una vislumbre
o una pasión deshabitada
a tientas hasta que una noche
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba.
[Mario Benedetti]

4 comentarios:

eMiLiA dijo...

Aún me atrevo a caminar.
Soy conciente de lo confuso, de lo laberíntico, de lo entreverado de mi acción.
Pero camino.

Temor del caminante: la noche en que ya no queden más complices o tactos.

Espérame en Siberia dijo...

Benedetti (L)

Te mando muchos besos, linda =D

Roci dijo...

"Soy conciente de lo confuso", es re extraño, porque soy totalmente conciente de lo confuso, y MUCHAS veces hago cosas que creo que me confunden mas :| Jaja, un beso enorme , me encanto ese texto.

g. dijo...

Muy lindo texto.

Besos.

PD: Yo en realidad pasaba para dejarte dicho que conseguí en la feria del libro la antología de Jaime Sabines, una del FCE. Muy pero muy lindo todo, van a aparecer varios poemas en el blog por estos días.

Otro beso.