domingo, 9 de enero de 2011

Nunca tuve el corazón rojo


"-¿Cuál es el punto clave de esta historia? - me había preguntado Sumire.
- Pues seguramente que hay que estar alerta - contesté - No tener ideas preconcebidas, sino aguzar el oído con una disposición honesta, amoldándote a las circunstancias, manteniendo la mente y el corazón siempre abiertos a lo que venga."

24 comentarios:

eMiLiA dijo...

Murakami


.:.


De saber rezar esta nueva costumbre bien sería un rezo: Quiero enamorarme. Este año quiero enamorarme.
Y es un vértigo porque sé lo que eso implica: abrirse, dejar de tener tanto miedo, ser más allá de mí.
Pero quiero enamorarme.
¿Podré?
Propósito de año nuevo: aguzar el oído.



“Estar enamorada no es fácil. No basta con desearlo, hay que oírlo.”


Y yo que adolezco de una sordera de nacimiento.

Noelplebeyo dijo...

murakami siempre con su curiosa mezcla de sentidos...

pero hay q estar abiertos a lo q venga y sea capaz de entenderlo como sea

* Willow Sweet * dijo...

Siempre hay que estar abiertos a lo que venga...

Anacronista dijo...

¿La sordera se contagia?


Para que sea año de amores,yo brindo, Em.

Jazmín Alejandra. dijo...

Que lindo, tambien quiero enamorarme, es que es lo mas hermoso que a alguien le puede pasar "amar y ser amado"

Dayán Lorank dijo...

Pues ya lo has dicho querida... Estemos alertas =)

Ya somos muchos que queremos enamorarnos.

¡Besotes Emilia! <3

Eclipse dijo...

debo leerlo...
últimamente estoy pensando para mi misma este tipo de cosas.
estar abierta, dejar fluir...
la gente dice querer ser feliz pero no lo desea de verdad...

besos, emilia, me gusta la conexión en nuestras reflexiones

tusojosmisalas dijo...

eMILIA...linda entrada y muy sincero tu comentario...yo tambien tengo ganas de enamorarme...y como dice la cancion:Si eh de encontrar un amor, que no sea indispensable en la vida!,que me pueda cuidar y que haga olvidar el recuerdo que ah dejado tu amor.♪
un abrazo
David.V.

Mª José dijo...

Cuando no esperes que llegue, cuando menos creas que ocurrirá, entonces emepezarás a sentirlo...
quizá a oirlo desde lejos, caminando poquito a poco hacia ti...
Pero no lo esperes,
espera sin esperar.

Un besito

M.José

Carlos dijo...

Leyendo tu propio comentario a tu propia entrada, sólo me resta decirte:

"¡¡¡deseo que el 2011 sea lo que Vos quieras que sea!!!!"

Me pareció una frase concreta, yo que venía con ganas de saludarte por vez primera en este Año nuevito..

¡Abrazo!

Lila Biscia dijo...

el corazón y la mente siempre abiertos...
y el miedo? lejos, muy lejos...


besos, emilia! muchos!

blasblog dijo...

te deseo que todos tus sentidos se agudizen y te lleven a percibir mayor belleza y amor;
como decia Lope de Vega: "el amor tiene puertas tan faciles para entrar y portones muy dificiles de abrir para salir"
un saludo caluroso
Blas

Rodolfo Serrano dijo...

Te acuerdas de lo que se dice en el Principito sobre lo que es importante..? Es parecido a lo que dices. Muy buena entrada.

médico del alma dijo...

metiéndome en lo q no m importa: propósito loable el suyo (y no menos difícil). porque si ha de querer enamorarse, ha de olvidarse d ello.

así nomás, como quien cava un hoyo en la tierra, deja caer una semilla, la cubre y se olvida d ella. allá el agua, los minerales, el sol y etc. q se encarguen d hacerla germinar.

un beso

médico del alma dijo...

por cierto... hay algún lugar para apuntarse o una fila para formarse y contribuir a su propósito? jeje =)

saludos!

oliva dijo...

También creo que no hay que preocuparse de lo que viene, solo dejarse llevar. A veces por casualidad conoces a alguien y sorprendentemente te enamoras de un modo inexplicable. Solo va sucediendo sin percibir que verdaderamente está ocurriendo... seguro que te enamoraras de una persona encantadora, que te haga sentir la chica más feliz del mundo (y no es una frase hecha...).

Gracias por tu comentario. Descubrí, también por casualidad a esta poeta y me quedé prendada de ella. Un placer compartir contigo a esta autora.

Un abrazo y disfruta de tu verano.

German Buch dijo...

Tu respuesta llegó al deseo; el deseo de encerrarme en tu corazón.
Sintiendo el tic tac en nuestro tiempo, ante la incertidumbre de amoldarte a mis circunstancias.
Porque mi yo, honestamente, está abierto a tu circunstancia.
Tu circunstancia ¿admitirá mi yo?.
Mantengo fría la mente, acompañando el tic tac del tiempo por llegar.
Espero que oigas la respuesta a tu deseo, dejando a un lado el tic tac del corazón, marcando, tu cabeza, la tomada decisión. Oírlo, es fácil.

Manuel dijo...

Cuando estamos libres de nuestras propias ataduras...

jack y sally dijo...

Hace dos años y 4 meses...no lo estaba buscando, pero sí me predispuse a escuchar ese zumbido especial dentro mío. Y es verdad. Uno tiene que estar predispuesto de mente y corazón, porque si "desactivas" uno tal vez encuentres una compañía, pero también es muy probable que termines encontrándote por caminos que no son precisamente los del amor. Temo pecar de soberbio, pero tengo que decir que creo que hace ya más de 2 años y 4 meses que he encontrado un camino del que no quiere salirme jamás.

Soy Jack, y la verdad me siento afortunado por haber encontrado este blog... Gracias por compartir tus sensaciones, gracias por transmitir tanta dulzura.

JACKIE dijo...

Muy bueno el blog, te dejo los mios:
www.postsdeunreinoalien.blogspot.com y

http://bizarradas2011.blogspot.com/

Nos leemos, saludos

Rulita ♥ dijo...

dejá que el corazón escuche, dejaé que el amor golpea a tu puerta bella eMI!

yo también brindo por un 2011 diferente, un año cargado de amores y encuentros.

lo mejor para ti, un gran abrazo y un beso bien ruidoso

José A. García dijo...

mantener la mente y el corazón siempre abiertos suele ser una tarea difícil. No nos educan para ello, no lo hacen, no.

El egoísmo siempre va adelante.

Suerte

J.

Folhetim Cultural dijo...

Olá neste sábado em meu blog minha coluna poética, uma homenagem ao grupo Roupa Nova e Bruno Martins no chá das 5. Conto com sua visitá lá.

informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Folhetim Cultural

staghfirullah dijo...

...nadie tiene un corazón como Otto.