lunes, 18 de enero de 2010

Hay esperanzas pero ninguna para nosotros




Me gustaría que creyeras
que esto es el irrisorio juego
de las compensaciones
con que consuelo esta distancia.
Sigue entonces danzando
en el espejo de otro cuerpo
después de haber sonreído
apenas
para mí.






16 comentarios:

eMiLiA dijo...

trust me

javixu dijo...

Me gustó el texto, porque como me gusta, deja que el lector piense, y piense, en que es lo que realmente te ha pasado.
Incluso que no llegue a ser capaz de darte un consejo, como a mí me pasa...

Solo puedo dejarte un beso y un abrazo. Recógelo si lo necesitas...

Luis dijo...

muy muy bueno..son palabras tuyas?
genial

Espérame en Siberia dijo...

Hay esperanza, Emilia. Por todos lados, últimamente.
Sucede que hay días buenos y hay días malos.


Muchos besos :D

Claudia Perez dijo...

Las esperanzas nunca hay que perderlas, por más que apenas te hayan sonreído… ten paciencia… hay momentos buenos y no tan buenos..
Saludos.

Noelplebeyo dijo...

Y es que la esperanza se refleja en muchos espejos...Las ideas fluyen, http://noelplebeyo.blogspot.com/2010/01/espejito-espejito.html

besos

nacho dijo...

Me alejo. La larga estela del transaltlántico ya no sirve de cabo hasta el puerto. Irremisiblemente me alejo. Y me gustaría saltar por la borda y volver a nado hasta allí, en cambio me voy al camarote y coloco tu retrato en la mesilla. Me siento. Estoy frente a frente de tu mirada y la aguanto. No es mucho valor cuando sólo eres un papel con perfiles, un cuerpo en un marco que no duele, ni nada de nada. El barco hará real la distancia entre tu desamor y el cariño. Aquel se queda contigo en tierra y éste viene conmigo y con tu retrato fosilizando un tiempo que fue tan fugaz como tú habías decidido.
Me gustaría que creyeras que esto es el irrisorio juego de las compensaciones con que consuelo esta distancia. Sigue entonces danzando en el espejo de otro cuerpo después de haber sonreído apenas para mí. A él también le llegará la hora.

Espérame en Siberia dijo...

Es "Al sur de la frontera, al oeste del Sol", de Haruki Murakami. ¡Bellísimo!

Debes leerlo un día de éstos, Emilia querida. No te arrepentirás.

Muá.

GuAmBrA LoCo dijo...

Bellisimo..!!!

me encanto la foto mi Emi... besos mi niña

mig dijo...

por que te ensañas en contar cuanto te rieron, porque apenaz?
por que no mejor decis que te brindo una sonriza y se fue danzando?
basta de doler las cosas, quedate con lo simple y se feliz

blasblog dijo...

irrisorio juego de compensaciones es el que nos ayuda a plasmar sensaciones en imàgenes y palabras como las de tu post.
estimulante!
un abrazo
Blas

Pablo dijo...

sucede que el dolor no puede compensarse aunque lo reduzcas a un simple juego.
Que bonito es esto que has escrito
¿de donde3 eres?

eMiLiA dijo...

Nacho: Siempre agradecida y admirada de tus bonitas palabras en mi espacio.

Mig: gracias por tu sugerencia pero en realidad es más bien una pose. No digo que no ha dolido pero me gusta más inclinarme hacia un tono melancólico en mi blog.

Pablo: No es mio el poema sino de Cortázar pero se agradece la confusión, ja.
Y soy de Argentina.

Rocío dijo...

Que linda que sos. Un beso enorme Emilia. Me encanta leerte.

Felipe dijo...

He ido atracando en distintos puertos, conociendo sus gentes y volviendo a verles. Hoy he atracado aquí y espero quedarme por algún tiempo si me das posada.

Hay juegos que son difícil de llevar...
Un saludo: El Bolu

Señorita A. dijo...

Emilia, que bueno leerte, a ti, a tu preciso (y precioso) blog con tono melancólico y a Olga Orozco también.