sábado, 1 de noviembre de 2008


Leo...


"En efecto, en la base de la ciencia lingüística está la decisión de reconocer en los enunciados realizados hic et nunc, todos diferentes entre sí, un conjunto de entidades abstr..."


Dispersión.


No logro enfocar mi pensamiento. Cualquier excusa es buena para dejar de lado las palabras de Ducrot y caer en otras más dulces, o quizá más lacerantes en la dulzura de las verdades que no siempre se dicen (porque otros lo han hecho mejor)


...hic et nunc...



Ya no estás más Ducrot, bienvenido Cortázar.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Hic Et Nunc - Julio Cortázar


La nobleza, las grandes palabras, que mal le van

a esta ternura sin mejillas que tocar,

a esta lengua sin labios que entender.

Envilece un amor así que rebota en las paredes del cuarto

o se va cayendo a pedazos de palabras, esto.

Es inútil la argucia y la esperanza,

somos la previsión,

los ojos y la boca orientados al viento. ¿Qué me vale

lo que fue, la suave crónica?

Siempre andaré buscándote en el hoy

de esta ciudad, de esta hora.

Si me doy vuelta, oh Lot, eres la sal

donde mi sed se hace pedazos.

Mira de qué sustancias vivo,

pero no me tengas lástima, yéndote así

todavía más.






11 comentarios:

G. dijo...

Lindo...
Realmente no conocía este texto de Julio... Ya que andamos con él, tengo que hacer mi peregrinación anual al lugar de su casa de la infancia, acá en Banfield.
Este año no tengo acompañante.

Che, además me hizo recordar mis largas tardes, noches o mañanas (O las tres) de estudios... Había momentos (Muchos, quizás) en los que no podía mantener una idea de lo que leía, me dispersaba mucho.

Me la pasaba dando vueltas, jugando con otras ideas... El estudio es bueno para pensar cosas no relacionadas con el estudio... Como el parcial, final o examen no lo es.

Espero que estudies bien; me hiciste acordar al estudio... Hace como dos años que ya no estudio... Y se extraña muchas veces.

Y sí, estoy desvelado un sábado (Domingo) a la madrugada...

Mañana, no hay nada que hacer.

Saludos.

rocío dijo...

Escuchando a Serrano se me dio p visitar a Emilia, asiq aca estoy leyendo textos increibles , (: un beso querida.

G. dijo...

La casa no esté más.
Sólo está el lugar físico y una Rayuela en la vereda.

Sí queres le saco una foto a la Rayuela, igual, te invito a venir y a un café...jejeje...

Saludos.

Gwynette dijo...

¿Qué me vale
lo que fue, la suave crónica?
Siempre andaré buscándote en el hoy
de esta ciudad, de esta hora.
(...)
Mira de qué sustancias vivo,
pero no me tengas lástima, yéndote así
todavía más.


Con este párrafo me basta y me sobra, Ayyyyy! O_O

Besitos

Aureliano Buendía dijo...

Bienvenido Sr. Cortazar.


un saludo desde Macondo.

rocío dijo...

como siempre te encontre en el blog de uno de los tantos artistas que tenemos en comun, paso a saludarte nuevamente, un beso Emilia.

Anacronista dijo...

Yo, ahora, estudio química...
¡Con un profesor como Cortázar! Aunque mañana no pueda ayudarme con masas y volúmenes, me quedo con él.

Un beso.

G. dijo...

Paso a dejarte suerte.

Manuel dijo...

Las palabras son hojas de otoño...

LIBERTAD dijo...

Qué ligero se camina cuando las letras te empujan ... gracias por tus huellas Emilia, mil besoles desde el sur de otro lugar ... muaaaak

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso (alentada de algún modo por “El vendedor de cuentos”) que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas; no quiero que crean que lo utilizo como un tablón de anuncios… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau