lunes, 24 de noviembre de 2008

Bon vivant!


Hay momentos en que siento curiosidad de mi yo alegre.
Me detendría unos instantes sólo por indagar a esa emilia apacible y sonriente que me mira desde una confortable silla, con esa mirada de quien sabe que por un par de horas está vedada toda conmiseración o pena.

¡Qué placenteros minutos que pasamos juntas! ¡Qué expansiva sensación nos embarga!


Dijo alguien: "dos días en la vida nunca vienen nada mal. De alguna forma de eso se trata VIVIR"

Así que con esa premisa en una mano y la mochila al hombro, me tomé un par de días para huir de lo cierto.

Me he dado cuenta (¡qué gran revelación la mía!) que las escapadas sin planes concretos son maravillosas.

Lo único previsto era ir al recital de NTVG. Lo demás, ya se vería...

Sonaban en mis oídos las ciertas palabras de la banda:

"Alguna vez perdiste el tiempo,

no me acuerdo,

no sé dónde está...

Hoy ya ves no hay nada,

no queda nada, nada más."


Así que enmudecí a mi yo usual, le canté en pleno rostro su enorme pérdida y me dispuse a disfrutar. Sólo eso.


¡Qué embriagador efecto!

Sigo alegre. Casi diría feliz.


Aunque la emilia melancólica está al acecho, no me preocupa.

Ahora, hoy, en este instante, me siento jodidamente BIEN.







"...y todo fue también una ceremonia de celebración de la vida, bella y efímera como los altares de flores y los amores de paso."

E. Galeano

8 comentarios:

rocío dijo...

creo que leerte y releerte para ver que tratas de decir ME ENCANTA, la verdad que a mi tambien me encanta como te expresas, como haces que en tantas cosas coincida con vos, y si la verdad que me sirve escribir, y que lo intimo no sea TAN intimo, un besoemilia :)

Edu dijo...

Nada mejor que escapar de la rutina y el pensamiento. Ser feliz aunque sea de a ratitos.

Abrazos

g. dijo...

Buen texto niña.
Se alegre... Sepase Alegre.

Aunque a veces cueste... Aunque a veces uno este en duda de cuál es el verdadero si su yo alegre o si su yo triste... Una de mis tantas dudas en estos días y días y días de soledad y melancolía.

Un placer leer mientras escucho, canto y grito al son de "Mind Games" y te dejo saludos desafinados.
Saludos.

Pablo dijo...

ser feliz o estar feliz es lo único importante. La vida es hermosa aunque a veces tenga esas cosas tan extrañas, pero merece la pena vivirse.
Emilia que hacia mucho tiempo que no pasaba por aqui, y me dije a mi mismo, -"quillo Pablo vamos a echar un ratillo en donde la emilia" y aqui que estoy leyendote y viendo que cada vez lo haces mejor
eso me hace feliz.
bueno pues ahora me voy en ca´de alguién mas al que le debo unos ratillos
nos vemos eh

Emilia dijo...

Pablo: me ha superado la tecnología y no puedo responderte en tu blog...

:(

Mil gracias por volver de visita y por tus bonitas palabras!

(curioso firmarme a mí misma sin saber si el destinatario lo leerá, jaj)

Miguel dijo...

Tomarte tiempos para vos es algo que debés hacer y por sobre todo tenés que hacer. Con mochila o sin mochila, en la punta de un cerro o en el banco de una plaza, donde sea, tenés que indagar el corazón de Emilia y el interior que es lindo y feo de Emilia. Solo así podrás sacar lo mejor de vos.

NTVG... no me gusta, sorry... pero respeto los gustos ¡eh!

Saludos.

Gwynette dijo...

Te entiendo tan bien, Emilia!
..y mirándolo bien, yo diría que hay más de dos personajillos dentro nuesto...^_^

Besitos de viernes.
Espero que del lunes hasta hoy, continue vivo el optimismo!!!!

Lovelyrita dijo...

y si, tomar distancia y redescubrirnos cuando menos nos lo pensamos.
mirarnos desde afuera para intentar comprendernos, una constante en nuestra vida.
gracias por pasar y un saludo Emilia.