lunes, 4 de octubre de 2010

Tan poco tuya que ahora soy yo, y nunca fui tan de nadie



De vuelta al tacto de la nostalgia desliza sus dedos - siempre dos, a veces tres - por la curvatura dócil, casi pueril, tan alejada de la desfachatez propia de la edad con que debería haber sido dotado su seno. El izquierdo.

Pequeños emisarios del recuerdo que suben y bajan, giran en redondo, se detienen y vuelta a empezar la danza tímida sobre la ropa que vela sus vergüenzas. Segundos de ese juego melancólico que la remite a esa otra mano, la ajena, que se introdujo subrepticiamente (o quizás no tanto), derrocando toda barricada que ella jamás le impuso.
- Este será todo mío - remarcó con su mutismo tácito.
- ¡Siempre! - asintió la enamorada.
¿Qué sería de ella si ese pacto silente no se hubiera pronunciado?
Pero se hizo. Ella sabe apalabrado su seno izquierdo; ese que late al compás de la rítmica memoria, que se expande o contrae según sobrevenga la vida, que busca - aún hoy - ese vuelo fugaz de aquel susurro ínfimo sobre su corazón.




23 comentarios:

eMiLiA dijo...

Mule, nihil sentis?

La rubia dijo...

Muy lindo! Y muy linda la foto de Amelie, por cierto.
Que tengas un buen cominezo de semana :)

La rubia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Migue dijo...

Íntimo sentido e intenso.
Delicada y brutal.
Bueno creo que no hace falta decir que me encanto, sentí mucho, gracias.
Abrazos

Carlos dijo...

Como siempre tan profundas tus entradas...algo deshinibido también...pero eso no quita el mérito de escribir algo que llega bien profundo....
como siempre un gusto andar por este espacio :)

Saludos!

AlBordeDeLaTaza dijo...

De los pechos de una mujer, el izquierdo siempre fue mi preferido. Sabe mas dulce porque sabe a corazón!

tusojosmisalas dijo...

eMILIA como estas?
me quedo en silencio pensando jaaj
buena entrada bien elejidas las palabras :)
un abrazooo
David.V.

Eclipse dijo...

"Ella sabe apalabrado su seno izquierdo"

qué cosa hermosa!
besos!

Claudia Perez dijo...

Hermoso el post de hoy!
El título, la imagen y el texto excelentes!!!


besos

Noelplebeyo dijo...

los latidos acompasados indican salud

mori dijo...

que lindo!!! genial lo que escribiste. Saludos!

Sentimientos! dijo...

Escribes bellisimo :)

un beso

Espérame en Siberia dijo...

¡Veo que el Efecto Drexler sigue presente en tu blog, Emilia! Jajaja, ¡qué gusto!

¿Qué es lo que escribiste en tu primer comentario?


Siente un abrazo inmenso, lleno de cariño.

Un Simple Blog dijo...

Me gustó mucho.

eMiLiA dijo...

Siberiana querida: la frase es una de las pocas que recuerdo de mis clases de Latín del profesorado, ja!

Es de un poema de Catulo y significa:

"Asno (o burro, como prefieras), ¿nada sientes?"

(ristinota dijo...

que precioso!!
por cierto,muchas gracias por el comentario,siempre es un placer tenerte por mi espacio ;)

un besazo!
por cierto,estas fotos me parecen exquisitas!!

Estonetes dijo...

Ni contigo ni sin ti???

lemaki dijo...

Da igual si es de Catulo o Drexle... es muy hermoso. Saber que uno de sus senos le corresponde o pertenece a él, a pesar de no encontrarse físicamente presente. Pensar que la sensación de sus dedos, las cosquillas y los escalofríos son de él... me gustó mucho este texto.

saludos.

eMiLiA dijo...

Gracias lemaki!

El título de la entrada es de una canción de Drexler.
La frase en latín de Catulo.
Y el texto... bueno... el texto es mío.

Carlos dijo...

El seno izquierdo, siempre late al ritmo de la sistole y la diastole de los corazones perdidos. Acoso en ese mismo seno

Petardo Contreras dijo...

Te zarpas, sabelo

Roberto dijo...

tu texto...hermoso, mucho

·Geo·ligne· dijo...

Que palabras tan bonitas...

(Cómo no identificarse)

Segundos de ese juego melancólico que la remite a esa otra mano, la ajena, que se introdujo subrepticiamente (o quizás no tanto), derrocando toda barricada que ella jamás le impuso.
- Este será todo mío - remarcó con su mutismo tácito.
- ¡Siempre! - asintió la enamorada.
¿Qué sería de ella si ese pacto silente no se hubiera pronunciado?


Abrazoooo :)