viernes, 15 de octubre de 2010

Lejana


"Yo sé que si pudieras acariciarías mi cabeza de huérfana."

13 comentarios:

eMiLiA dijo...

Olga Orozco


.:.


"Hablo a solas y hace mucho silencio. Te doy la espalda pero te estoy mirando. Las palabras me llevan de ti a mí y de mí a ti y no puedo pararlas. Esto es poesía, dicen, pero es también la muerte."

Homero Aridjis


.:.

"The rest is silence.

·Geo·ligne· dijo...

:)

(Que bonito..ese texto de Arijis me lo llevo)

Abrazo eMily, siga bien.

Espérame en Siberia dijo...

La palabra es muerte y renacimiento al mismo tiempo, ¿no, bella? La poesía debe ser algo parecido, pero no igual. Qué sé yo.

¡Muchos besos de esta siberiana con el vientre al aire! :D

Lila Biscia o Lilus bla bla dijo...

lo único que puede decir en éste momento, mi cabeza huérfana es:
i m p a c t a n t e

besos

J. G. dijo...

muy bien, excelentes imágenes

Noelplebeyo dijo...

notas mi mano, seguro

Carlos dijo...

Siempre amo el silencio; fijar nuestros ojos en los de aquella persona que los tiene fijos en los nuestros en silencio sin decir nada, es una sensación hermosa....

creo que en silencio el amor es más amor....

Abrazo Emilia!

Estonetes dijo...

Dicen (y es cierto) que las palabras más bellas surgen en momentos de tristeza y soledad.
Muaks.

lemaki dijo...

Llevas algo de extraño, de sutil y disperso como el polvo que dejan atrás las caravanas.
Amas la lejanía y eres la lejanía.
No has soñado jamás con la paz de tus lares. Tienes el gesto claro y la blanca osadía de las velas que parten hacia todos los mares…

Romeo Murga

Inspiras y haces que busque poesías para acompañar tu grato soliloquio. Muy agradable.

¿acabaste los exámenes? o estoy confundida y ahora no estudiabas...

saludos.

Eclipse dijo...

yo quiero llenarme de no-palabras, que no significa que todo sea silencio...

hermoso, emilia

Amorphis dijo...

Muerte y poesía, que bella combinación, bueno, quizá porque ando un poco melancólico.

Saludos!

Claudia Perez dijo...

Que lindo y que triste...

Madame Vaudeville dijo...

Es tan dulce y verdadero este blog. Gracias :)