martes, 21 de septiembre de 2010

De los beneficios y perjuicios al acarrear una primavera


Aquellos dos tenían una flamante primavera portátil.
Ah era muy divetido verlos cruzar la calle con aquel armatoste cubriéndolos como una pajarera o un enorme paraguas.

A veces resultaban francamente molestos. Como cuando viajaban en el subte por ejemplo, y le metían a uno un pedazo de octubre en las narices, sin pedirle disculpas para nada.

Otras veces en medio de una oficina pública, o en una exposición de filatelia, para dar otro ejemplo, se movían y hacían un incalificable desparramo de perfumes, glicinas, abejorros, pereza, cielos de no creer, o tontas palabritas que después iban y venían volando como moscas, hasta que se posaban muy orondas en algún portafolios.

Para colmo andaban contentísimos con su armatoste parecido a una campana o a una nube, y como hasta el mismísimo invierno se mostraba respetuoso y paciente frente a aquella absurda primavera portátil, los dos se creían que eran absolutamente inmortales.

Un buen día desaparecieron. Según se cree, al final de un verano, al armatoste le dio por seguir a una bandada de golondrinas que se dirigía hacia el norte, y naturalmente arrastró a aquellos dos como si se los llevara una cápsula géminis.

Otros en cambio dicen que el armatoste un día se esfumó, se derritió, se desarmó o algo así. Que entonces los dos sintieron frío y se miraron y se miraron largo tiempo, sin conocerse en absoluto. Y que tuvieron tanto miedo al verse así desnudos, extraños y mortales, que salieron corriendo, uno para un lado y otro para el otro, hasta que se perdieron nadie sabe dónde.

24 comentarios:

eMiLiA dijo...

Humberto Constantini


.:.


Llamado a la solidaridad: se solicita con suma urgencia la restitución de la estación florida que supo andar por esta zona hace varios meses atrás y que hoy - fecha de retorno a sus tareas en el culo del mundo - sigue muy oronda vaya a saber por dónde y nos mandó en reemplazo un cielo de capota gris muy a la moda, pero que entristece cualquier intento de reverdecer.
Desde ya muchas gracias.

AlBordeDeLaTaza dijo...

Hoy 21 de Septiembre aca en Bariloche , amanecio nevando !!! por si te sirve de consuelo...

Besos, vos ponele flores al gris de tu cielo!!!

Petardo Contreras dijo...

Yo sigo sembrando esta Feliz primavera
Un beso grande

lemaki dijo...

Es cierto, hoy 21 de septiembre comienzan vuestros deshielo, licuación y disolución... para nosotros comienza la nostalgia, la pesadumbre y la añoranza...

Si se derritieron es porque su pasión y amor no estaba bien constituido, le faltaban elementos químicos, físicos y sustancias primordiales para fusionarse.

Me gustó mucho tu escrito y esta idea de descongelación.

saludos.

Jazmín Alejandra. dijo...

Se dejaron enceguecer tanto por el armatoste, que cabaron su propio fin, y lo unico que había, era frio...

Estonetes dijo...

1. Qué peligroso es creerse inmortal.
2. Qué dura es después la caída.
3. (pero) Qué bien se siente uno mientras se lo cree.
4. Besos y abrazos subterraneos a la velocidad de la luz.

Noelplebeyo dijo...

es loq ue tiene el mundo loco

Alejo dijo...

El tiempo es temporadas que las golondrinas aprovechan para echar a andar el armatoste que algunos llaman amor, no?
Fenomenal querida eMiLiA, simplemente fenomenal,

Alejo.

Carlos dijo...

El cuarto párrafo (el de la oficina pública...) me pareció tremendo, hermosas palabras con las que tuve algunas imágenes en mi corazón....pegó fuerte como quién diría...

Saludos desde San Miguel de Tucumán.

Miguel Rodríguez dijo...

El invierno limeño es tan feo y triste que mi primavera es doblemente poderosa.

El problema es que esta vez está tardando.

Saludos!

hana dijo...

"los dos se creían que eran absolutamente inmortales" ahí me ha salido una de esas carcajadas agradables, se me ha quedado en la sonrisa que me dejas tantas veces. Primavera, verano, otoño e invierno y porque no hay más, no tienen ninguno desperdicio.

Salud

mig dijo...

aguante la tia vera
aguante la hermana vera
aguante la abuela vera
todas aguanten, menos la prima vera

Esme dijo...

Por mucho que duela, lo mas creible es que la cosa esa se descompusiera, ¿pero que ya no hubo valor ni de repararla o al menos de querer intentarlo?
Climas locos que hay en este mundo.

Claudia Perez dijo...

Que lindo Emilia!
Feliz Primavera!!!

Me gustó mucho el texto, en especial: "..y le metían a uno un pedazo de octubre en las narices..", es genial.

besotes

Amorphis dijo...

No siempre el gris entristece, no siempre la primavera es símbolo de alegría, hay que pensar en que el frío se puede calentar y que la lluvia da vida.

Saludos!

tusojosmisalas dijo...

holas eMILIA q buen relato...creo q la 2 opcion es la verdadera...
aca en santa fe ayer estuvo inextable de a ratos sol de a ratos lluvia y a la noche igual solo q no se suspendio el show de catupecu :P...hoy es totalmente similar al dia de ayer...(es decir por aca tampoco se ve esa estacion)
besooo
David.V.

salmon ensabinado dijo...

La primavera, los carnavales parecen buenos motivos para sentarnos a escribir...Emilia.

Me parecio una genial metafora de los buenos tiempos de "capsula geminis" hasta que se rompe y cada uno sale corriendo para lados opuestos, genial genial!!!

Te mando un abrazo!

José A. García dijo...

Definitivamente esta primavera no me favoreció...

Saludos

J.

Ceci dijo...

Y el Paraíso quedó atrás, Adán y Eva ;)


A mi me sucede que me da la sensación que estoy a punto de morir cuando siento tanto.

Eclipse dijo...

ouch!
me tocó adentro.
qué locos, andar metiéndole codazos de octubre a la gente

de dónde la imagen y de de qué libro el texto?
quiero husmear.

ay, emilia, emilia, me hacés suspirar

Lila Biscia dijo...

hermoso texto y la foto es preciosa.
besos con sol :)

·Geo·ligne· dijo...

Hermoso. simplemente hermoso post.

Amé ese concepto de "primavera portatil como un gran armatoste" jaja

Saludos Emilia.
:)

médico del alma dijo...

imagino q las primaveras portátiles no se venden en ninguna parte.

dónde se consiguen entonces?

lemaki dijo...

gracias por tu visita y amables palabras.

saludos.