jueves, 4 de marzo de 2010

Locus amoenus


[...]
"No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un grano, ni un momento;

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos."

18 comentarios:

eMiLiA dijo...

Sabines


.:.

Porfiada.

blasblog dijo...

memorias tàctiles masoquìsticas.....;
es una poesìa o una canciòn??
un abrazo en la fontana!
Blas

BF dijo...

muy lindo

QuieroContigoSentir dijo...

Hay lugares especiales y otros que se vuelven especiales sólo por la persona con que los recorres...
Cariños!

Noelplebeyo dijo...

Hace nada estuve allí...pero con 44 alumnos...y un montón de monedas sobrevolando las cabezas

Besos

mig dijo...

San Sabines

mig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estepa Grisa dijo...

bonita foto (y bonito texto :) )

Daniel dijo...

ya no alardees de victorias mitológicas.


es ahora o nunca.
como siempre.

Luis dijo...

que linda frase...y es tal cual

La sonrisa de Hiperión dijo...

Viernes, de nublados, corazones rotos, caminos y esperanzas... Siempre es un placer pasar por tu espacio. Y ver tu cosillas.

Saludos y un abrazo enorme.

Espérame en Siberia dijo...

Es que todo tiene memoria, hasta nuestra propia geografía.
Esa película es buenísima. Aunque dura unas 3 horas, y esa escena en la Fontana dura escasos 10 minutos. Ella no vuelve a salir en la historia, pero pudo más su escote para hacerse el emblema de La Dolce Vita, jajaja.


Un abrazo, Emilia querida.


¿Cuándo llegas para los tragos? :P

Rocío dijo...

Vos si que sos linda; entrar a leerte me da placer realmente. Un beso enorme

eMiLiA dijo...

blasblog: es un poema de Jaime Sabines.

"No es nada de tu cuerpo
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca -tu boca
que es igual que tu sexo-,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo en que bebo.
Ni son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada -¿qué es una mirada?-
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un grano, ni un momento.

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos."

Gracias a todos por sus palabras

Eclipse dijo...

nunca me gustó mucho sabines... pero hay cosas que nunca cambian... desgarrarse el alma entre ciertas imágenes que son lo que una, alguna vez... quiso o supo decir.
uff y cuánto uff

Estonetes dijo...

En ocutbre fui con mis alumnos a Roma y estuvimos allí. Mágico lugar
(like you) :)
Besitos.

Druida de noche dijo...

La fontana.. he tirado monedas y verdades en su agua que me han sido devueltas en palabras y sensaciones.. No se puede dudar de un lugar tan magico como ese (la pelicula solo refleja el reflejo)

beso
Druida.

javixu dijo...

Oohh ohhh dios mío!!
Me encanta!!!
Muaaaa