miércoles, 2 de diciembre de 2009

Bésame mucho

14 comentarios:

eMiLiA dijo...

¿Quién me declaró la huelga de besos?

blasblog dijo...

besos de amor y pasiòn,
emocionantes!!!
un beso a ti tambièn !
Blas

Valentina dijo...

A mí me gusta tanto esa peli, qué linda, y la escena que has elegido es sublime!

Un abrazo inmenso para ti también .

mig dijo...

seguis empesinada en hacerme mal :(
el otro dia veia esa pelicula y la musica me recordo a una persona y no pare de imaginarla patinando con esa musica...
si, si, ella misma me declaró la huelga de besos

mig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Espérame en Siberia dijo...

¡El mejor final de todos los tiempos! =D

Un besote, Emilia de mi corazón.

javixu dijo...

No a la huelga de besos!!
Me apunto a ese lema

Un mar que fue dijo...

Es la música más bella, la siento en el alma, es nostálgica como pocas, recuerdo un pasado en el que hacía lo que más amo hacer...
Gracias por estos tres minutitos de cinema paradiso!

eMiLiA dijo...

Un mar que fue: quise responderte en tu blog pero no me permite dejar comentariooos

:(

Una verdadera pena porque tenés un espacio precioso.
Espero que me leas acá al menos!

GuAmBrA LoCo dijo...

que hermoso post..!!!

la pelicula me llano tanto la atencion que tratare de bajarla de internet...

por otro lado termine como el protagoniste de esos tres minutos finales...

casi llorando, con las lagrimas en los ojos... que bello, que precioso, me adentrare mas en tu blog... imagino que es un lugar lleno de sentimiento...

besos lindisimo blog.... te sigo

jordim dijo...

obra maestra.

Sole dijo...

mi pelicula preferida..
"Cinema Paradiso", y la banda sonora..increible!!
Es para volver a verla una y mil veces !!

Ale dijo...

Uf.............
Este mismo video lo puse en mi blog hace ya un tiempo. Esa película, esa canción, esas imágenes... cada vez que las recuerdo o las vuelvo a reveer me devuelven una magia que a veces pierdo de vista en el día a día.

Es sentir pequeños duelos y al mismo tiempo creer que son posibles de volverse a soñar. Es querer creerlo.

Creo que si el cine es un arte que nos llena de sentimiento, está perfectamente clarificado en este film. Porque es eso, sentimiento puro. Horas de la vida de cada uno de nosotros, desde el niño que fuimos hasta el pasado que siempre está presente.

Es la vida misma.
Y siempre es un placer volver a recrearla.

Veo que el cine de algunos años te encanta, y creo que en ese cine está lo más genuino del celuloide. Cómo extraño películas que me hagan sentir así.