domingo, 15 de febrero de 2009

El camino de regreso, yo te lo recordaré...







He oído decir que a veces se busca el rumbo de regreso sin quererlo encontrar, y como suele sucederme con las palabras que me rondan, estas se terminan inmiscuyendo en mis cuerdas vocales y me instan a gritar: ¡regresé! (pero no quería hacerlo)




















Un vuelve de las vacaciones sintiéndose otro. El problema se presenta cuando a los dos minutos de pisar la ciudad natal, te asalta desde un árbol cercano la sombra del que eras antes.






Así que acá estoy, intentando acostumbrarme a la costumbre acostumbrada.













Para levantar un poco mi ánimo con principio de depresión post receso veraniego, dejo foto de uno de los instantes más bellos de mis días cerca del mar: Ismael cantando una de las declaraciones de amor más perfectas que he oído.













Una pena no llamarme Ana.


















ANA
Ana, es tan corta la vida, y son tantas despedidas llenas de promesas vanas.
Ana, ¿qué será de nosotros cuando caigamos y otros ocupen nuestro lugar?
Ana,
¿dónde será la batalla próxima en que perdamos la guerra contra la soledad?
Ana, volverás a escuchar las piedras que contra tu ventana lanzó la felicidad.
Lanzó la felicidad.
Ana, es tan corta la vida, quizás me vuelva mentira y no te conozca mañana.
Ana, cuando te esconda un abrazo recuerda entonces el año en que forjamos la paz.
Ana, quizás me marche y no vuelva, quizás me muera y no tengas que maldecirme jamás.
Ana, te veo y me declaro culpable de desear tu presencia más que desear la paz.
Ana,
¿qué hago yo con mis canciones, con el manojo de escarcha, con mis ganas de matar?
Ana,
¿qué hago yo con las montañas de papeles que he firmado jurando morir o amar?
Jurando morir o amar.
Ana.


[Ismael Serrano]

6 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Aquí te va mi soliloquio:

¡Pero si yo también idolatro a Ismael! De hecho, vino a México hace unos meses y por tonta me lo perdí: no alcancé boletos. Me encanta "Cartas", es lo máximo.

Y nada, entiendo tu depresión post veraneo, una nunca tendrá suficientes vacaciones. Yo llevo casi 8 meses de descanso y no quiero volver a la rutina de la escuela y eso, pero a la vez me emociona un poquito. Tengo que confesarlo.

Gracias por pasar a visitarme en mi blog, a mí el tuyo cada vez me gusta más.
Qué gusto que ya hayas regresado
=D

g. dijo...

Me llevó a pensar en el ser otro y en el volver a sí.
Qué sé yo.

Viste el mar, viste al muchacho cantautor.

Has sido otra.
Pero bueno... Es bueno tenerte de nuevo por estos pagos.

Saludos.

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, entonces eres de las mías. Yo también giro la cabeza hacia la derecha, como por instinto.
Y qué linda, tú también ya estás en mis favoritos, espero ver que actualices pronto.

Un besoteeee =D

Roci dijo...

tengo que admitir que extrañaba leerte, pero si se ve que disfrutaste MUCHO, cerca del mar, y de la persona mas linda que existe, me pone contenta que mi blog tamb tedio una linda bienvenida (: , la verdad que muchas veces lamento no haberme llamado ana, espero entrar y leerte de nuevo, un beso emiliabra

Espérame en Siberia dijo...

Qué lindo, ¡pero entonces fuiste tía muy joven! Ojalá un día de estos encuentres eso que escribiste, debe valer muchísimo la pena.

Un besote de martes para ti =D

Zimbon dijo...

"¿Dónde será la batalla próxima en que perdamos la guerra contra la soledad?"

Que grande Ismael! Y que lindo tema elegiste. Yo no puedo llamarme Ana, pero si se lo dediqué a un par de ellas, incluída mi hermana, que no lo conocía y murió de amor al escucharla...

Que sea lo mas leve posible el regreso! Gambeteá como puedas a esa sombra acosadora.