martes, 10 de abril de 2012

Sacó del espejo su vivo retrato




“Un rostro que no quiere que lo recuerde”


.

20 comentarios:

eMiLiA dijo...

Jorge Luis Borges


.:.

Las distancias ya pueden dibujarse. Tomo un lápiz, marco pequeñas rayas en el mapa de mi corazón y agrego un par de kilómetro más: estabas acá X (letra bien grande y en color rojo), y ahora estás allá (otra X, quizás sea ahora un símbolo borroso, casi desdibujado) mucho más allá, detrás de una barrera de nieve y olvido. Entonces sonrío y me amonesto por forzar intencionalidades para prevalecer en la ceguera. Y continúo con una nueva promesa, otro engaño esparcido al viento y una verdad acallada: he de morir de cosas así.


.:.

Canta, lastimada mía:

http://www.youtube.com/watch?v=tm4SOOQUTEg



Y cómo huir
cuando no quedan islas para naufragar
al país donde los sabios
se retiran del agravio
de buscar labios
que sacan de quicio.
Mentiras que ganan juicios tan sumarios
que envilecen el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad,
que perdieron las agallas
en un banco de morralla,
en una playa sin mar.

eMiLiA dijo...

*kilómetros

Horuhe dijo...

Emilia de mis blogeras favoritas, que nutritivos versos, un saludo

Otto dijo...

Para qué necesito mi imagen en un espejo, si solo soy yo cuando es usted quien me mira.

El corazón siempre tuvo razones que no entendió la razón.

Horuhe dijo...

Por cierto que original el agregar el poema de Borges, me gusto

blasblog dijo...

en el cyberespacio se pueden memorizar las pàginas, se ponen links, pero no se puede marcar una X aquì y una allà.
la poesia logra mantenerse en otra dimensiòn
. besos
Blas

Noelplebeyo dijo...

la x siempre es necesaria para volver a mirar

esa de afuera de mí dijo...

Y continúo con una nueva promesa, otro engaño esparcido al viento y una verdad acallada: he de morir de cosas así.
(siempre me da temor eso. por mi. por mi propia tendencia a la ceguera...)

besos, emily

Lila

El Joven llamado Cuervo dijo...

Rostros excesivamente fugaces o ariscos...

Alejo Z. dijo...

Amonestarse por forzar intencionalidades para prevalecer en la ceguera... Sin mucho que agregar. Definitivamente Emilia, de cosas así nos hemos de morir.
Abrazo.

Carlos dijo...

Y esa cosa de sentir que ya se caminó por esos camino, por esas arenas ya pisas, de ir dejando huellas sobre las huellas... qué cosa...

¡Abrazo grande Emilia!

P/D: siempre es bueno volver a donde uno se siente a gusto. :)

Rocío dijo...

Una entra a tu blog y se alimenta de poesía, de música. En el mundo virtual, este es uno de mis lugares favoritos. Un abrazo grande Emilia.

Fabiana Andrea Molina dijo...

Pero si lo quiero recordar... lo recuerdo igual!!

Besos! :)
Fabi

Etienne dijo...

Indefenso de las voluntades externas están los objetos; si quiero, te olvido y si quiero, te atesoro como recuerdo.
Eso sí, pasado queda lo que pasado es.

Raquel dijo...

Y yo que, por el título de la entrada, pensé que iba sobre la canción de Sabina. Bonito cóctel de ideas, poema, imagen, etc... como siempre que me cuelo por aquí.

Un abrazo.

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
efa dijo...

nada más melanco que mirar fotos, incluso si no es gente ausente.

Beso che

Javi dijo...

La poesía me gustó mucho, mucho.

Antes, en la publicación en sí, cuando leo "retrato" siempre me viene a la cabeza las palabras "Dorian Gray"

PD: Glen Hansard y Markéta Irglova suenan demasiado bien. "Once" es una gran película.