jueves, 28 de julio de 2011

Triste delirio amar a una sombra...


Claro que te curarás porque vivís en la salud Pero yo no. No es para mí un destino sano; me persiguen los rasgos, el antiguo tacto, una improvisada maldición, besos imaginados – y de los otros –. Me estorban estos brazos que no saben más que hacer que esperarte, estas manos que se inmiscuyen en la tibia franja de mi ser y gritan tu nombre en un espasmo de placer fingido, este rostro olvidado de sonrisas que se resquebraja en el terror de saberse abandonada de tu pensamiento. Porque vivís en la salud, y cada paso en esta ciudad que te sabe y anuncia a gritos, no hace más que infligirme heridas que merezco. Ay, de tu gesto. Ay, de tus pasos que ya no recuerdan contar hasta cien para detenerse frente a los míos. Ay de vos tan sano… tan feliz… tan de ella. Ya no me restan ni las ganas de maldecirte. Mis poderes mágicos de olvido y adiós se empaparon con esa mirada-represa que te obsequié en nuestro último encuentro. ¿Y el goce de estar triste? Dejo eso para los verdaderos poetas, para los que recito a oscuras en improvisado mantra, para los que me abandonan hoy, aquí, ahora bajo este manto de lluvia y desesperación… [y todo este vómito de palabras por una sombra en polaroid.]

25.7.11

20 comentarios:

eMiLiA dijo...

"... fingíamos un amor primerizo, accidental, limitado, de los que no molestan, de los que sólo traen alegría, de los que sirven para algo, de los que no abren heridas que no se quieren cerrar. Le quería como no he vuelto a querer a nadie en toda mi vida."

Almudena Grandes (Castillos de cartón)

Espérame en Siberia dijo...

Bueno, bueno, es que nunca volvemos a querer a alguien como quisimos a otra. Eso es imposible. Cada cariño, cada vínculo se cuece aparte, ¿qué no?


Muchos besos, queridísima.

Roberto dijo...

tienes una capacidad de sentir enorme, estoy seguro...

un beso

Etienne dijo...

La memoria y la añoranza abren heridas que en salud se llama amor pero que si no duele en soledad.
Ay de mis lágrimas por tu cintura!
Ay de mi alma sin tu espíritu!
Pobre de mis sueños sin tu sombra.

Rulita ♥ dijo...

Es dificil volver a sentir, y más cuando el fantasma del pasado nos persigue.... Es verdad que no se puede volver a querer como ya quisimos, y creo que eso es bueno, lo complicado es saber como sentir nuevamente...


un besotee!!

Francisco Álvarez dijo...

"No es para mí un destino sano"
Las personas , que aman y sienten como tú y bueno , como yo, nuestro destino no será sano, pero somos los que amamos y sentimos como nadie.
Lo que escribiste es un verdadero canto al sentimiento añorado.
Maravilloso.
Una abrazo, del Chile de Allende.

susy luk dijo...

maravillosamente encantador...
y como no querer dejar de maldecir?
que sanes!
que sane yo!
que sanen todos!
besos mi querida!

José A. García dijo...

Almudena, siempre Almudena...

Saludos

J.

[G]* dijo...

esta todo lleno de sombras y más sombras y justo, justito en ese lugar donde comienza la luz, un beso olvidado esperando..

Sucede. Un beso grande

angelcifu dijo...

mi apreciada emilia...
sin sus poderes mágicos de olvido y adiós, se me antoja usted aún más bella...con su inocencia trepándole por los tobillos. Déjeme todo el goce de andar triste, aún sin ser poeta...
Déjeme que siga agitándose la sangre en un vértigo que se revela
cuando el tiempo te acerca a mi espera.
Déjeme desaparecer entre sus brazos,y que mi sombra sepa decirles que no le estorban.
Déjeme verme en su rostro
déjeme recordarle en la cara una sonrisa...

Y no deje de escribir estas finas lineas de sentimiento...
estas blandas tinieblas
que la borran desvaneciendo
sus poderes mágicos de olvido y adiós, para que así vuelva
a sentir que se me antoja usted mas bella, con más espacio
para ser amada.

y que ocurra...

salud...)

tusojosmisalas dijo...

holaa eMILIA como estas? q buena entrada...muy buen texto...me gusto la descricion q hace de los brazos y las manos...y el de amar a una sombra :)
un abrazoo
David.V.

Carlos dijo...

Emilia, Emilia...si lo primero lo escribiste Vos, no sé que decirte, porque he sentido que las palabras salían de algunos de mis recuerdos para estrellarse de nuevo contra mí...
¿Y el goce de etar triste? Lo disfruto cada día, cada nuevo día.

Te abrazo, mucho en este día gris, frío de invierno.

Lila Biscia dijo...

la salud de los enfermos, emily...
allá ellos, quienes eligen la lejanía, o los brazos de otra, o no recordar que para poder pisar el suelo, antes, hay que dejarse flotar...
es el riesgo que corremos, los que enfermamos de amor.
y?
y nada.
finalmente, tenemos la fuerza... a que sí?

abrazos, encantadora!


esta frase... puf!:
"Me estorban estos brazos que no saben más que hacer que esperarte"

Palabrota dijo...

y cada paso en esta ciudad te sabe...
qué buen vómito de palabras.
Un beso.

mflorencia dijo...

¡ah! qué preciosa desnudez

Manuel dijo...

La fragilidad de los satélites...

Darthpitufina dijo...

Me reflejo en tus palabras y me sorprende sentirme tan identificada. Terrible, hermoso e inevitable.

Un abrazo enorme.

Dayán Lorank dijo...

Le quería como no he vuelto a querer a nadie en toda mi vida... ¡Mira qué esa frase me llegó a lo más profundo!

Y es que querer... es algo que todos hacemos de distinta forma...

Te mando muchos besos y abrazos, Emilia, preciosa.

efa dijo...

esta soledad debería tener alas no?

Vagamundo dijo...

"...y me enfado con las sombras que pueblan los pasillos..." recitaba el poeta, olvidando, por un momento, que si hay sombra es porque hubo luz persistente.