martes, 8 de junio de 2010

El despertar


Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

18 comentarios:

eMiLiA dijo...

Pizarnik


"Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue
[...]

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo"

eMiLiA dijo...

¿Y con mis delirios?

KAZVEL dijo...

Manual para cuando la Jaula de vuelve pajaro

1.- Corra!!!!
2.- Siga corriendo.
3.- No mire atras, que la cordura en esa distraccion la puede atrapar.

Estonetes dijo...

Pues te haces con otra jaula y metes allí el miedo. (ya, ya sé que es muy fácil decirlo y no tanto hacerlo)

Varias toneladas de besos fugaces y descoordinados.

PD:...

Espérame en Siberia dijo...

Cómo será de bonita la libertad que hasta libera a la jaula. Qué precioso, Emilia adorada.

Qué bonito que tengas de firma en tu correo ese poema de Gelman. Yo vengo de verme las dos partes de "El lado oscuro del corazón", otra vez, y estoy más que enamorada del amor y de la vida, jajaja.

Muchos, muchísimos besos.

Luis dijo...

q lindo....y esa imagen es perfecta

tusojosmiletra dijo...

eMILIA muy buena entrada la foto me recordo la frase de Ismael ataremos manadas de gorriones a nuestras muñecas...
un abrazo
David.V.

mig dijo...

me mató la imagen
reite en la cara del miedo hasta que se asuste!

:)

blasblog dijo...

las bandadas nos llevan hacia las alturas, del miedo hacia la serenidad.
en una historia de libertad
un abrazo
Blas

KAZVEL dijo...

Dueles como duele
el sentimiento que nace,
dueles en esta caricia
forjadora de recuerdos,
unico sustento
cuando llegue el hambre
que traen los malos tiempos.
Dueles en este beso
que doy
y siento que extraño,
breve como la vida,
delicioso como la vida,
placentero como la vida
y te desnudo por fin,
bucando no hacerte el amor
sino la vida.
Dueles en este roce
de mis labios
sobre tus senos,
siento magia en ellos,
siento nectar,
que me hace dar sed,
necesito de tu licor,
embriagame mujer
y arrancame un momento
el temor a extrañarte,
la tentacion de guardarte
como escapulario
para los malos tiempos.
Dueles dormida en mis brazos,
duele el sol que se acerca,
su amanecer trae mi ocaso,
mi piel ya extraña a tu piel.
Dueles en el recuerdo
ahora que han llegado
los malos tiempos,
dueles en el anhelo
de lo que se ha perdido,
de lo que se ha ido,
y eso realmente lamento.
siento que siento.

ericram dijo...

Miedo. Quiero que sepas que "no te tenemos miedo" :)
Y hablando un poco en serio...uno no sabe realmente lo que es el miedo hasta que se convierte en padre.
Allí te llenás de miedos.
Besos.

Eric dijo...

Alejandra siempre inspira.

Un beso

eMiLiA dijo...

KAZVEL: Simplemente encantador el poema-obsequio.

Gracias!

Estepa Grisa dijo...

gracias, yo también lo extrañaba :)

(en un huequecito entre tanto exámen)

ericram dijo...

Señorita, el audio que acompaña a las fotografías que publico, siempre está al lado de la misma ;)
Gracias por visitarme.
Un abrazo.

Claudia Perez dijo...

Uhh q temita… habría que guardarlos todos juntos (miedos y delirios) en el último cajón de la mesita de luz…

Qué bien haces en traernos a Pizarnik.

Un abrazo!!

psicodelia dengue dijo...

simplemente volar y volar...

es lo que haria, volar y dejarme llevar donde sea

Eclipse dijo...

es uno de mis favoritos de pizarnik.
el miércoles pasado fui a ver la obra "mujeres terribles", que trata sobre la relación pizarnik - silvina ocampo.
volví y al otro día escribí el texto que viste en mi blog.
horas antes de una tragedia en mi cuerpo.
por eso vi esos textos como proféticos o premonitorios. todavía hoy pienso en esa frase... "qué haré con el miedo?"
(perdón si me ausento, estoy sensible y las cosas que me conmueven me dejan muy mal)