lunes, 27 de julio de 2009

Cásate. Este sábado, cásate.


"When every happy plot, ends with a marriage knot.
And there's no knot, no (k)not for me."

8 comentarios:

eMiLiA dijo...

Días atrás leí una preciosidad en un blog amigo:

http://esperameensiberia.blogspot.com/

Donde la tierna siberiana empezaba con las palabras que dan título a mi entrada: "Cásate. Este sábado, cásate."
Esa frase me hizo pensar... ¿y si pudiera obligarME a casarME? (dejemos de lado los percances que se generan al no tener con quien) Pero digamos, en un plano de abstracción fantástica, si pudiera tomar de las solapas - luego de tomar alguna bebida que envalentone - a Esa persona y pedirle que nos casemos y él aceptara, ¿lo haría?...

Siempre he creído que la abstracción se me torna sumamente compleja y no es hoy la excepción porque cuando menos la espero llega con todas sus galas la Realidad insistiendo con la importancia de un otro Cierto y Palpable como condición sine qua non para esbozar tales pavadas en mi mentecita solitaria, y no conforme con eso me canta con un gesto a lo Sinatra:

They're writing songs of love - but not for YOU!!!

(Cachetazo certero)

Realidad, cruel realidad.

Espérame en Siberia dijo...

En momentos como éste, en el que el ánimo se nos viene abajo por aquello de la achacosa realidad, es mejor ponernos a pensar en las estadísticas: ¿cuántas parejas sobreviven hoy en día? ¿cuántas juran darse el cielo y las estrellas y terminan lanzándose la vajilla por cualquier discusión?
¿Es eso lo que realmente necesitamos personas como tú y yo?

Y muchas gracias por tus lindas palabras hacia mi blog, linda.

Un abrazo inmenso. Para que tu lunes sepa un poquito mejor.

Roci dijo...

Capaz que tenemos que obligarnos un poco de vez en cuando, obligarnos a desengancharnos, obligarnos capaz que no es tan malo. espero que este sabado sea hora de casarse, obligate a hacerlo Emi. un beso enorme bonita.

Valentina dijo...

No sé querida Emilia, tengo un gran problema, no dejarme querer me está matando, entonces que, para obligarme a casarme, tengo que dejarme querer primero, y no es que no tenga el tipo, lo tengo, es que me parece todo muy difícil, creo que me he acostumbrado a ser sola, me he preparado durante todo este pequeño periodo de vida para eso. Mi realidad me llama para vivir un sueño y yo prefiero continuar de ojos bien abiertos.

Un besazo.

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Parece que salió enredado el asunto.. asi son las relaciones entre humanos no?? y cuando hablan, ni hablar..

Esto de abligarse a casarse, es casi el sometimiento por si mismo??.. A algo, que por ser una ilusion mas, terminará por derrumbarse?..

El porvenir es siempre una ilusion, que se vale del amor..

Hechas las percepciones, me despido..

Besos

Chespi

Roci dijo...

Quien no lo necesita Emi?, tal vez si las repetimos mucho se transformen en palabras magicas y se cumplan. ESO ESPERO :) un abrazo bonita.

Espérame en Siberia dijo...

Jajajajajajaja, Emilia, entonces ese chico no es que esté ciego, ¡es que es un tontorrón!
Cómo no verte, ¡y a ti!


Un abrazo muy grande :)

Eric dijo...

Yo prefiero obligarme a enamorarme.
Me parece más importante.

Un beso