sábado, 24 de enero de 2009

Rumor de alas y tormenta


El reposo

Es suficiente. Acaso se baste a sí misma
para luego parpadear. No la auguréis
de leve y poco mordaz, es una isla
de altivez escondida, un lloro breve.
La sabiduría del cabizbajo la tiene, empieza
tratados esculpiendo la letra y no ama
con destino, su amor es una sucesión
de sensaciones acunadas en un sueño
que preconiza.


[Concha García]




8 comentarios:

Emilia dijo...

Después de la pausa, el reposo.
Tiene sentido.
Me detuve, miré alrededor, nada en pie. Sólo escombros.
Caí en las usuales meditaciones y las acallé a posteriori:
"trop penser me font amours"

Silencio absoluto. Hora del descanso y a dormir un breve sueño. Ssshh... allá estoy yo.

Manuel dijo...

Ver lo que no es visible, apreciar lo que no es apreciable... descubrir un nuevo mundo escondido...

Zimbon dijo...

Hablo bajito pa no despertarte del sueño...
Te iba a decir justo eso, que este blog se tomó en serio lo de las vacaciones, primero pausas, ahora reposos...
Que le sean deprovecho niña!

Saludos y besos!

Roci dijo...

desp de unas semanas lejos de todo, desp de unas semanas lejos de problemas, de pelotudes y pelotudos, vueeelvo y te firmo, y vuelvo a repetir como en muchos otros comentarios, me encanta leerte, tengo que confesar que me hace BIEN :) un beso enorrme emilia

Miguel dijo...

Creo que es justo que uno se tome un verdadero reposo cuando algo del interior susurra que debe hacerlo.

Gracias por pasar por mi blog.

Beso

g. dijo...

¡Qué linda cintura y ombligo!

Bueno, todo lo demás también pero a mí hoy a la noche me pueden las formas.

Besos.

Emilia dijo...

Foto: la propiedad de esa cintura y ombligo es toda mía.

Es bueno aclarar ciertas cosas...

Zimbon dijo...

Buena aclaración!
Toda tuya y de nadie mas? Jeje...

Volviendo al post, quién púdiera "reposar" sobre esa cintura...